No tiene a los mejores equipos ni tampoco a los mejores futbolistas, esos que copan los primeros puestos en las listas del Balón de Oro (en la última edición, entre los veinte primeros sólo estuvieron Jamie Vardy y Mahrez tras su gesta con el Leicester, Ibrahimovic y Pogba con media temporada en el Manchester y otra media en sus respectivos clubes de procedencia y Payet tras su destacada actuación en la Eurocopa), pero sigue siendo una liga con un tremendo atractivo en la que se reparten muy buenos futbolistas y en la que un club de la zona media puede gastarse una millonada en fichajes. Los grandes han defraudado en Europa en los últimos años, al menos en la Liga de Campeones ya que el United levantó la Europa League, pero se trata la Premier de una competición imprevisible en la que lo mismo gana el título un modesto como el Leicester como lo hace el Chelsea sólo un año después de una temporada para el olvido.

El equipo de Conte dominó holgadamente el último campeonato; detrás de ellos, la lucha por hacerse con un sitio en la Liga de Campeones fue todo un Royal Rumble en el que no hubo tregua. Algunos brillaron, caso de Tottenham y Liverpool, otros decepcionaron como los dos clubes de Manchester o el Arsenal, que se quedó fuera de la Liga de Campeones tras 19 como un fijo en los bombos. Pero destacan la igualdad, las numerosas posibilidades y el número de candidatos. A esa mesa de equipos punteros quiere unirse el Everton, que ha sido uno de los grandes animadores del mercado estival; por el contrario el Tottenham aún no ha fichado, inmerso en la millonaria construcción de un nuevo estadio tras 118 años en White Hart Lane. United, City o Chelsea sí han hecho grandes incorporaciones: estos son los fichajes más destacados en Inglaterra.

Álvaro Morata (Chelsea)

Antonio Conte cambia sus diferencias con Diego Costa por un futbolista con el que quería contar desde su etapa en la Juventus. El jugador español más caro de la historia tendrá la ardua tarea de hacer olvidar al hispano brasileño, importante en el título de la pasada temporada gracias a sus goles, principalmente en la primera vuelta. En la Community Shield el titular fue Batshuayi: veremos si de momento el belga tiene la delantera o el exmadridista será de la partida cuando esté más aclimatado a los mecanismos del equipo.

El Chelsea ha reforzado todas sus líneas: Willy Caballero reemplaza a Begovic como guardameta suplente, y en la defensa y el centro del campo han llegado las importantes incorporaciones del central alemán Rüdiger y el centrocampista francés Bakayoko, que será el sustituto de Matic.

Bernardo Silva (Manchester City)

Se esperaba más del primer año de Guardiola en Manchester que un tercer puesto en liga y unos octavos de Liga de Campeones. Por ello el City se ha reforzado a conciencia, sobre todo en defensa con la vista puesta en los laterales: salieron los veteranos Zabaleta, Sagna y Clichy, y Kolarov fue traspasado a la Roma, mientras que llegaron Kyle Walker procedente del Tottenham, Mendy del Mónaco y Danilo del Real Madrid. Detrás de ellos, el ex del Benfica Ederson cubrirá la portería tras el irregular rendimiento de Claudio Bravo.

Pero el fichaje de más enjundia ocupará el extremo derecho: el portugués Bernardo Silva llega para mejorar un puesto que ya contaba con efectivos de la talla de Sterling o Sané y procurará seguir brillando en Inglaterra como lo hizo en Mónaco.

Mohamed Salah (Liverpool)



A la espera de la salida o la continuidad de Coutinho, poco se ha reforzado el Liverpool de Klopp de cara a su regreso a la Liga de Campeones (si derrota al duro Hoffenheim en la previa), pero lo ha hecho con un buen fichaje a un precio muy razonable viendo las cantidades que se están manejando: el egipcio Salah reforzará las bandas de Anfield tras haber desembolsado los reds 42 millones a la Roma. Tras triunfar en Italia con las camisetas de la Fiorentina y los giallorossi, Salah regresa a una Premier en la que no tuvo continuidad en las filas del Chelsea.

Alexandre Lacazette (Arsenal)

Parecida la situación del Arsenal a la del Liverpool: aún a la espera de saber si una de sus estrellas como es Alexis Sánchez permanecerá en el club, los de Wenger se han reforzado poco pero lo han hecho con un importante fichaje como es el delantero francés Lacazette, procedente del Lyon por 53 millones. Faltó un goleador la pasada temporada, y esperan encontrarlo con un Lacazette que firmó muy buenos números en los últimos años en la Ligue 1. También ha llegado libre, procedente del Schalke, un buen defensa como Sead Kolasinac que dará más empaque a la zaga. Su comienzo no ha podido ser mejor: el bosnio marcó en la Community Shield ante el Chelsea forzando los penaltis, que dieron el título a los gunners.

Romelu Lukaku (Manchester United)

Necesitaba el Manchester un ‘9’ tras la grave lesión de Ibrahimovic, y lo encontró en el segundo máximo goleador de la pasada temporada como fue Romelu Lukaku tras desembolsar 85 millones al Everton en uno de los fichajes más caros del verano. Con el fichaje del ariete belga, el mediocentro Nemanja Matic y el central Lindelöf, Mourinho refuerza exponencialmente su equipo para pelear por la Premier y firmar un destacado papel en la Liga de Campeones.

Wayne Rooney (Everton)

El Everton se quedó la temporada pasada en tierra de nadie: lejos de los seis primeros y muy por encima del resto, este año quieren dar el suficiente salto de calidad como para acercarse a la zona alta. Posiblemente daban por hecha la salida de Lukaku, con lo que no tardaron en moverse en el mercado con una importante inversión fichando al centrocampista Klaassen procedente del Ajax, el guardameta Pickford (Sunderland), el central Keane (Burnley) y el delantero español Sandro tras su gran año en Málaga. Fichajes de presente y futuro. No obstante, el fichaje más carismático llegaría poco después con Wayne Rooney, en lo que significaba su regreso a casa tras su exitosa trayectoria en Old Trafford.

Kelechi Iheanacho (Leicester)

El Leicester regresó a la normalidad la pasada temporada tras su increíble título liguero de 2016, pero no por ello quieren renunciar a la zona noble de la Premier: para ello se han reforzado con el buen delantero nigeriano Iheanacho, que lo tenía complicado en el City con la presencia de Agüero y Gabriel Jesús. El internacional africano, que ha costado 27 millones, intentará hacer una buena dupla en ataque con Jamie Vardy, papel que no pudieron cumplir su compatriota Musa ni el argelino Slimani. Al King Power Stadium han llegado también el defensa inglés Harry Maguire procedente del Hull y el centrocampista español Vicente Iborra, por el que han pagado 15 millones al Sevilla.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero