Me estoy imaginando a Fernando Torres marcando por tercera final de Eurocopa consecutiva. Osado que es uno. Parece complicado, pero también lo era que un futbolista que parecía condenado al ostracismo y al que en el mes de enero no se pretendía renovar, ahora sea uno de los grandes argumentos para que el Atlético de Madrid permanezca con sus opciones intactas de ganar la Liga y la Liga de Campeones. Hasta 19 partidos de liga estuvo sin marcar, y ahora lleva cuatro jornadas seguidas batiendo las redes, la última de ellas en San Mamés con el tanto que dio a los de Simeone la victoria en La Catedral, con un gol de cabeza muy parecido al único que marcó en su gris paso por el Milan ante el Empoli. Además, en la Champions marcó el tanto en el Camp Nou, vital para la clasificación a semifinales. Su racha alimenta un debate que parecía surrealista hace sólo un par de meses: ¿podría volver a la selección?, hay quien habla de campañas para que vuelva, pero lo cierto es que no sería una idea descabellada.

Parecía que Torres había dejado atrás sus mejores años y que sólo estaba para momentos puntuales, pero este Atlético está para milagros. De hecho, el delantero madrileño lleva cinco partidos seguidos marcando entre las dos competiciones, algo que nunca había logrado en su carrera, siquiera en sus excelsos días en Liverpool. Comenzó la temporada como teórico tercer delantero, pero el bajo rendimiento de Jackson Martínez, que ya no está, y de Vietto, que no ha despuntado aún en el Calderón como lo hizo en Villarreal, dio opciones a Torres en el once titular. Además, una vez dejó atrás las lesiones recuperó su mejor forma física, vital para su juego. Si a todo ello le añadimos tener socios de la categoría de Griezmann y, sobre todo, de Koke, con el que ha formado en las últimas fechas una certera conexión canterana de asistencia y disparo, nos da como resultado la buena racha del ariete rojiblanco.



¿Funcionaría un hipotético regreso a la selección? Del Bosque, según sus declaraciones, no lo descarta, considerando a Torres “un jugador potencialmente seleccionable”, más aún teniendo en cuenta lo difícil que está siendo el cambio generacional en la delantera de la selección: Alcácer marcó ayer un hat-trick al Eibar, pero llevaba muchas jornadas sin ver puerta, Morata ha tenido chispazos como el de Múnich en el que muestra su enorme clase, pero está teniendo una campaña irregular en Turín, y Diego Costa ofrece dudas con la selección. Está Aduriz, eso sí, que aprovechó su solicitada convocatoria para marcar ante Italia.

Así las cosas, un Torres en tan buena forma es una opción a considerar, y además conoce perfectamente el juego de la selección. Un juego que, eso sí, es muy diferente al del Atlético de Madrid, más acorde al que siempre le ha llevado a destacar: fútbol rápido y al espacio. Ahí, Koke y Torres están como peces en el agua, y además se sabe que jugar a las órdenes del Cholo sube la media en el PC Fútbol. No obstante, mal no le irá el juego del combinado nacional al tercer máximo goleador histórico de la selección y, si Valdano dijo que el fútbol es un estado de ánimo, una Eurocopa es un estado de forma.

En NdF | Sin valor
En NdF | Los delanteros de la selección

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero