Andaba tranquila la sobremesa del martes, con la decepción que había provocado entre la afición del Atlético y del Barcelona que Griezmann apostara por retrasar la decisión acerca de su futuro, cuando el perfil de Twitter del Real Madrid ha sorprendido a propios y extraños con un anuncio que nadie esperaba: Julen Lopetegui dirigirá al vigente campeón de Europa después del Mundial de Rusia 2018, y lo hará hasta 2021. Una bomba informativa que no ha tardado en provocar el revuelo esperado, sobre todo teniendo en cuenta el momento de hacerla estallar: a sólo 48 horas de la gran cita balompédica de la temporada.

Y es que mira que la rumorología había situado en el banquillo blanco a muchísimos entrenadores después del sorprendente adiós de Zidane. Pero juraría que ningún medio había hablado del actual seleccionador de España como sustituto de Zizou. No era para nada de esperar teniendo en cuenta, además, que Lopetegui renovó su contrato con la Roja hace apenas tres semanas. Firmó hasta 2020, algo que tras el anuncio de la entidad presidida por Florentino Pérez, no cumplirá. Incluso ayer, en Marca, crearon un rosco como el de Pasapalabra en el que los protagonistas eran los técnicos que habían sonado para dirigir el equipo madridista y entre todos ellos, tampoco estaba Julen.



El Real Madrid pone así fin a las especulaciones y lo hace con un técnico que a sus 51 años vivirá, después del Mundial, otro gran reto en su trayectoria en los banquillos. Se inició en 2003 dirigiendo al Rayo Vallecano, después pasó a la que a partir del 16 de julio será su casa para entrenar al Castilla, ya en 2008. A partir de ahí, tomó las riendas de las inferiores de España (sub 19, 20 y 21) antes de recalar en su último club, el Oporto, conjunto del que fue destituido en enero de 2016 tras los malos resultados. En su temporada y media en Portugal, quedó segundo con los Dragones y alcanzó los cuartos de final de la Champions League.

Tras el adiós de Zidane, sonaron con fuerza muchos candidatos: Pochettino, Klopp, Low, Conte, Villas-Boas, Guti… y hasta Míchel o Seedorf. No parece mala, teniendo en cuenta alguno de los nombres tan variopintos que algunos medios señalaban, la opción de Lopetegui. Los más mal pensados ya se preguntan si se comerá o no los turrones. Otros, ven en él un perfil similar al de su antecesor. Sea como fuere, el Real Madrid ya tiene nuevo inquilino para su banquillo. Y la Selección se queda sin él.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.