francia campeón mundial 2018


El Mundial de Rusia 2018 ya tiene campeona. Francia, después de vencer ante Croacia por 4-2, consigue la segunda estrella de su historia y sucede en el trono a Alemania. Los pupilos de Didier Deschamps lograron un resultado quizá un tanto engañoso pero justo ante los de Zlatko Dalic, que terminan en la segunda posición para sorpresa de todos y que se han erigido, sin duda alguna, como la gran sorpresa del campeonato. Sin embargo, los goles de Mandzukic en propia, de Griezmann, de Pogba y de Mbappé decantaron la balanza en favor galo, dejando una vez más esa sensación de no necesitar mucho más para conquistar, nada más y nada menos, que una Copa del Mundo.

La final comenzó con los balcánicos muy enchufados, dominando y llevando el peso del partido. De hecho, las estadísticas del envite son favorables a los arlequinados, a los que quizá les faltó la capacidad de reacción de otras tardes y, sobre todo, acierto ante la portería de Lloris. Y es que después de perdonar ante el cancerbero, llegó una falta que no fue sobre Griezmann que el propio atacante colchonero ejecutó para que su excompañero Mandzukic, para su desgracia, peinara al fondo de las mallas. Tan sólo se llevaban disputados 18 minutos cuando al combinado bleu se le ponían muy de cara las cosas. Sin embargo, un Perisic extramotivado aprovechaba un balón en la frontal del área para golpear con dureza el esférico e igualar la contienda diez minutos más tarde.



Tuvo el balón Croacia, que no conseguía traducir su superioridad en goles. Y así, terminó llegando la jugada que ocasionaría el 2-1. Una mano dentro del área del autor del empate que tuvo que ser revisado por el VAR antes de ser validada como pena máxima. Griezmann a, siete minutos del intermedio, conseguía engañar a Subasic para adelantar a los suyos, que con muy poco lograron marcharse a la caseta con ventaja.

Croacia siguió insistiendo, a pesar de acumular tres prórrogas seguidas, en busca de un empate que no llegó. Modric, justo Balón de Oro de la gran cita rusa, no tuvo su mejor tarde. Pogba, con un zurdazo, situó el 3-1 en el electrónico a la hora de partido. Y cinco minutos después, Mbappé se apuntó a la fiesta con el que parecía ser el tanto de la sentencia. Los balcánicos, tres goles por debajo, recortaron distancias en el 69 gracias a un tanto de pillo de Mandzukic, que se aprovechó de un error inexplicable de Lloris, excepcional durante todo el torneo hasta esa acción. Supo administrar su renta Francia hasta el final sin que los nervios se apoderaran de ella. Una selección con una media de edad de 25,5 años que ha demostrado que viene pisando fuerte y que la experiencia no necesariamente debe imponerse.

Se lleva Francia un Mundial de Rusia de excepcional organización, donde los temidos altercados han brillado por su ausencia y donde de todas las favoritas, la gala es la única que ha cumplido. No puede decir lo mismo Alemania, Brasil o España, que deberán esperar al invierno de 2022, en Catar, para intentar resarcirse. Félicitations!

En NdF | Francia y la suficiencia
Foto | FRANCK FIFE (AFP)

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.