El próximo viernes da comienzo en Polonia el Europeo Sub-21 y, como es habitual, en él formaran parte varios de los jugadores más prometedores del panorama continental como Asensio, Donnarumma o Renato Sanches. Pero no sólo habrá futbolistas iniciando su carrera: en los banquillos también estarán, junto a otros más experimentados, técnicos comenzando su trayectoria como es el caso del seleccionador español Albert Celades. El ex de Barcelona y Real Madrid no será el único viejo conocido en los banquillos de este torneo.

Albert Celades (España)

Como decíamos, el entrenador del combinado español Sub-21 forma parte del reducido grupo de futbolistas que ha jugado en los dos grandes. Se formó en la Masía y fue parte de la Quinta del Mini junto a Iván De La Peña, Roger García o Toni Velamazán. Debutó con Cruyff, jugó poco con Robson y fue Van Gaal quien más confianza le otorgó como azulgrana. Su polivalencia (podía jugar como centrocampista, su posición habitual, lateral derecho o incluso central) y estilo de juego labrado en la cantera azulgrana le dio relevancia en los esquemas del técnico holandés.

Cuando los resultados dejaron de acompañar al extécnico del Ajax salió del club cuando le quedaba un año de contrato. Fichó por el Celta, donde jugó un año como previo paso al Real Madrid, con quien se decía ya tenía un acuerdo siendo el de Vigo un año de transición antes de aterrizar en el Bernabéu. Con el Madrid comenzó jugando con regularidad para después decaer su participación con el paso de las temporadas. También jugó en el Girondins de Burdeos, Zaragoza y New York Red Bulls, terminando su carrera en Hong Kong.

Posee un palmarés envidiable, habiendo ganado cuatro ligas con Real Madrid y Barcelona, dos Copas con el Barcelona, una Copa de Europa y una Intercontinental con el Madrid, una Recopa con el Barcelona, una Supercopa de Europa con cada uno… También fue cuatro veces internacional, formando parte de la selección que acudió con Clemente al Mundial de Francia en 1998. No obstante, el centrocampista no escapó a la decepcionante actuación de España en aquella cita. Tras un tiempo sin ser convocado, regresó con Camacho en el 2000.

Luigi Di Biagio (Italia)

Di Biagio era uno de esos centrocampistas que preferías no encontrarte en un partido si pretendías practicar el jogo bonito. De la escuela de Gattuso y Di Livio más que de la de Pirlo y Albertini, fue un habitual de la selección italiana con la que disputó los mundiales de 1998 y 2002 y fue titular en la final que la Azzurra perdió ante Francia en la Euro 2000.

Debutó en la máxima categoría con la Lazio, se hizo un nombre en la Serie A con el Foggia de Zeman y jugó varios años en la Roma antes de fichar por aquel Inter que despilfarraba millones con escaso éxito. En todos ellos fue indiscutible. Su trayectoria en los banquillos es reciente y se limita a las categorías inferiores de Italia. En esta Eurocopa dispondrá de una de las mejores escuadras del torneo con jugadores como Donnarumma, Conti, Rugani, Chiesa, Berardi, Locatelli, Gagliardini, Bernardeschi, Pellegrini…

Pavel Hapal (Eslovaquia)

El exfutbolista checo fue uno de los integrantes de aquel Tenerife que tantas alegrías diera en los noventa, llegando incluso a las semifinales de la UEFA en 1997 de la mano de Jupp Heynckes. Habitual de la banda izquierda, Hapal llegó del Bayer Leverkusen y demostró su calidad en las islas, pero una grave lesión lastró su trayectoria en el Heliodoro.

Después de tres años en España regresó a su país, donde se retiró en 2002. Sólo un año después comenzó su carrera en los banquillos, primero en equipos de la República Checa y después en Eslovaquia, donde ahora dirige a su combinado Sub-21.

Stefan Kuntz (Alemania)

Jornalero de gol y contemporáneo de los Klinsmann, Völler, Riedle y Kirsten. La competencia no le impidió llegar a la selección alemana, con la que jugó el Mundial de 1994 y ganó la Eurocopa de 1996, donde fue clave en semifinales ante Inglaterra al marcar el tanto del empate. Los penaltis hicieron el resto: Kuntz marcó el quinto.

Entre sus credenciales están dos títulos de máximo goleador de la Bundesliga en 1986 y 1994, primero con el Bochum y después con el Kaiserslautern, con el que ganó la liga en 1991. Tras varios años alejado de los banquillos aceptó el reto de la Sub-21 germana, con la que disputará el Europeo con un buen grupo de jugadores formado por Max Meyer, Gnabry o Jonathan Tah.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero