Sorteados ya los cuartos de final de la Liga de Campeones, los emparejamientos nos han deparado grandes partidos que pondrán a prueba entre sí a los que probablemente sean los cuatro equipos más fuertes del torneo: en un auténtico clásico europeo, el Real Madrid volverá a enfrentarse al Bayern mientras que Barcelona y Juventus reeditarán la final de hace dos años. Dos choques que perfectamente podrían ser las semifinales. Esto con permiso de un Atlético al que le tocó una de las revelaciones y el equipo que a priori todos querían: el Leicester de Craig Shakesperare. Por último, un ya habitual de estas rondas como es el Borussia Dortmund se enfrentará a uno de los outsiders, el Mónaco de Leonardo Jardim.

Bayern de Múnich – Real Madrid

Seguramente, ni el Bayern quería al Madrid ni el Madrid quería al Bayern, pero de nuevo serán rivales como tantas otras veces. De ambos se puede esperar el máximo en la eliminatoria, si bien es cierto que llevan trayectorias tímidamente opuestas en esta campaña: el Bayern comenzó dubitativo la temporada tras la llegada de Ancelotti, dando lugar a la sorpresa del Leipzig como líder de la Bundesliga, pero los bávaros dominan ya el campeonato local con la solvencia habitual, aventajando ya en 10 puntos al segundo. Buena prueba del potencial de los Lewandowski, Thiago, Robben, Vidal y compañía es la abrumadora victoria sobre el Arsenal en octavos, con un global de 10-2.

Por el contrario, el Madrid dejó atrás un gran inicio de campaña y el récord de partidos sin perder y se ha mostrado más dubitativo en las últimas fechas: sigue ganando a base de remontar resultados adversos, la eficacia de Cristiano o los goles salvadores de Ramos, pero también están las dudas con el sistema y la BBC o la baja forma de algunos futbolistas como Modric, Keylor o Bale tras su lesión. No obstante, su potencial es indudable y la Champions es “su casa”. El pronóstico es parejo, con un 50% para cada uno.

Juventus – Barcelona

De muy distinta forma llegaron ambos a cuartos: la Juventus con solvencia y sin sustos ante el Oporto de Casillas y el Barcelona tras una histórica remontada ante el PSG. La Vecchia Signora es un equipo muy distinto al francés: no tiene su potencial ofensivo (aunque tampoco va nada mal arriba) y es un conjunto mucho más sólido con una defensa firme y experimentada, con su BBC particular (Bonucci, Barzagli y Chiellini) y el eterno Buffon tras ellos. Han perdido fuelle en el centro del campo, donde ya no están Pirlo, Vidal y Pogba, y Marchisio sufre frecuentes lesiones, pero los Pjanic, Khedira y Cuadrado son buenos futbolistas que surten de balones a la argentina dupla de ataque formada por el genio Dybala, la principal amenaza para el Barcelona, y un Higuaín que aún tiene pendiente la cuenta europea.



De poco se pueden asustar los Messi, Neymar y Luis Suárez, falta ver qué versión ofrecerán los de Luis Enrique ante el equipo italiano. No por mucho, pero favoritos son los azulgrana con un 55% y un 45% para una Juventus que, al igual que el Bayern con Ancelotti, cuenta con un técnico al que se le dan bien las eliminatorias europeas como es Massimiliano Allegri.

Atlético de Madrid – Leicester City

Todos querían al Leicester, aunque seguramente en el King Power Stadium no estarán del todo disgustados con el torneo: el Atlético es un hueso, pero el camino a semifinales parece menos duro que con el Madrid, Bayern o Barcelona en el horizonte. La resurrección del equipo inglés tras la marcha de Ranieri es total: tras la gesta del pasado año, esta temporada los Foxes parecían un equipo que había metido la directa hacia la Championship. Destituido el técnico del milagro, los Mahrez, Vardy y compañía han vuelto a la senda de la victoria en la Premier y han eliminado al Sevilla gracias en buena parte, eso sí, a los penaltis parados por Kasper Schmeichel en ambos partidos.

Será un encuentro entre dos equipos que no acostumbran a llevar la voz cantante en los partidos y gustan del contraataque, aunque es de imaginar que el Atlético hará valer su mayor potencial para llevar la iniciativa. No estará para pararlos en el centro del campo N’Golo Kanté, a quien echan mucho en falta tras su marcha al Chelsea. Un ya habitual a la hora de estar entre los grandes de la Liga de Campeones es claro favorito: 70% frente al 30% de un Leicester que buscará prolongar un sueño irrepetible.

Borussia Dortmund – AS Mónaco

Dos equipos que apuestan por el buen fútbol y repletos de jóvenes talentos prometen una buena eliminatoria. Tras dejar en la cuneta por sorpresa al City de Guardiola, el Mónaco ha puesto en el escaparate europeo a los Mendy, Bakayoko, Fabinho, Bernardo Silva, Lemar y Mbappé, el jugador del que todos hablan, además de recuperar para la causa a un Falcao que tras un par de grises temporadas en la Premier vuelve a ser ese cazador de goles que fue en el Atlético. Enfrente estará un Borussia sin opciones en la Bundesliga (al contrario que el Mónaco en la Ligue 1, donde es líder) pero con su potencial intacto con los Ousmane Dembélé, uno de los mejores jugadores jóvenes de Europa, Reus, Weigl y, sobre todo, los goles de Aubameyang, ex del Mónaco. La mayor experiencia del Borussia en el torneo le da una ventaja del 60% frente a un 40% para el club del Principado, pero que nadie descarte a los de Jardim.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero