La pentacampeona del mundo ha sido una de las selecciones más madrugadoras a la hora de elegir a sus integrantes para la cita mundialista del próximo verano en Rusia, con los que tratará de reeditar un éxito que se le resiste desde 2002, cuando Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho y compañía conquistaron Corea y Japón. Mucho se ha hablado en los últimos años de la falta de talento individual de la canarinha en comparación con otras generaciones de la siempre bien avenida selección de Brasil, pero es algo que se menciona mucho menos desde que Tite se hiciera cargo del puesto de seleccionador en junio de 2016: con él regresaron las victorias.

Resultan odiosas las comparaciones, sobre todo si hablamos de jugadores como los mencionados del Mundial de 2002 además de Roberto Carlos, Cafú, Lucio… O los campeones de 1994 con Romario, Bebeto, Zinho o Mauro Silva. Pero esta selección brasileña tiene también sus virtudes, como porteros de gran nivel, un buen plantel de defensas, centrocampistas rocosos como muros de piedra o llegadores como Paulinho, y también el talento de Coutinho, Firmino o Willian, y sobre todo de un crack de primer nivel como Neymar. Si a ello le sumamos que Tite ha conseguido formar con ellos un bloque sólido y con las ideas claras, da como resultado una selección brasileña que vuelve a ser una de las grandes favoritas al título, como demostró en una clasificación sudamericana en la se vendieron muy caras las plazas para Rusia… excepto para el equipo de Tite, líder destacado sobre el resto.

Los 23 elegidos

Pocas veces ha tenido Brasil tantos buenos guardametas para hacer su lista. Ya era raro que el portero de la canarinha se encontrase entre los mejores del mundo, tendencia con la que acabó Julio César hace algunos años. Quizá ninguno de los de ahora llegue al nivel del ex del Inter, pero Alisson se ha convertido en uno de los mejores guardametas del Calcio y es pretendido por los grandes del continente, al igual que Ederson el verano pasado cuando lo fichó el Manchester City. El de la Roma será el titular, y junto a ellos estará Cassio (Corinthians), que ha dejado fuera al valencianista Neto.

De la defensa se ha caído Dani Alves por lesión, por lo que Danilo se presume como titular y Fagner como su sustituto. En el otro lateral estará Marcelo escoltado por Filipe Luis, que llega a tiempo después de la lesión sufrida en marzo. Se queda fuera un lateral zurdo de gran nivel como el juventino Alex Sandro, con lo que queda claro que Brasil cuenta con más efectivos importantes en el lateral zurdo que en el diestro. Marquinhos y el exrojiblanco Miranda serían los titulares en el centro de la defensa a tenor de lo visto en la fase de clasificación, con un veterano como Thiago Silva que cuenta también con posibilidades. Su compañero tantas veces en el centro de la zaga, David Luiz, se queda fuera de la lista.



En el centro del campo, Tite tiene las ideas bastante claras: tres en el medio con Casemiro ejerciendo la misma función que en el centro del campo del Real Madrid, con Paulinho y Renato Augusto, recuperado para la causa desde el fútbol chino, como interiores. También es importante el citizen Fernandinho. Un centro del campo sin mucha fantasía, sólido, de trabajo y de ida y vuelta. Es en esta zona del campo donde se encuentran algunas de las ausencias más destacadas, como las de Fabinho del Mónaco, Allan del Nápoles o Arthur del Gremio, futuro jugador del Barcelona.

En ataque estará Coutinho, a sabiendas Tite de que es el mejor sitio para aprovechar las virtudes del azulgrana: cuanto más cerca del área, mejor. Un jugador que no participa mucho en el juego pero que aparece para decidir. Junto a él estará Neymar, que llega a tiempo tras su lesión y que se erige en una de las principales figuras del Mundial, el futbolista que debe llevar a Brasil en volandas hacia el título. Con Tite se halla más a gusto que con Dunga: su excelsa fase de clasificación así lo demuestra.

Gabriel Jesús completaría a priori el tridente, y es que con el joven ariete del City se terminó la larga búsqueda de un delantero centro para la canarinha, algo que rara vez le había pasado a lo largo de su historia. No obstante, la gran temporada de Firmino con el Liverpool pone en duda su sitio en el XI. Con sustitutos del nivel de Douglas Costa y Willian, opciones en ataque no le faltan a Tite. Fuera se quedaron el delantero de la Real Sociedad, Wllian José, o Luan del Gremio, uno de los mejores futbolistas del campeonato brasileño.

Desde que Tite hiciera sus mejores trucos con la pizarra se acabaron las dudas sobre la magia de esta selección brasileña, que no tiene otro objetivo que levantar su sexto título en el Estadio Olímpico de Luzhnikí.

         

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero