Un equipo para Valdés



Quería cambiar de aires y la situación parecía idónea: uno de los mejores porteros de Europa en los últimos años terminaba contrato y era libre para negociar un buen contrato con otro equipo, que no tendría que pagar cifra alguna por un traspaso. Sin embargo, una grave e inoportuna lesión lo complicó todo y, a fecha 7 de agosto, Víctor Valdés se encuentra sin equipo, aún arrastrando aquel infortunio que le impedirá volver a jugar hasta octubre y con una alta ficha que no todos se pueden permitir. Ha sido un verano movido en cuanto a movimiento de porteros, pero Valdés no ha entrado aún en el juego. Veamos cómo andan de guardametas los grandes de Europa y cuáles podrían ser las opciones de Valdés.

No se hallan en su más lúcido momento los porteros que han defendido a la selección en los últimos años: Casillas, joven aún para lo que significa la portería, parece bloqueado y está inmerso en una rueda de errores y críticas. Pepe Reina, tras un buen año en Nápoles, ha fichado por el Bayern de Múnich donde parece abocado a la suplencia, y Víctor Valdés está lesionado y sin equipo. Veremos si Del Bosque continúa apostando por Iker o si le da la alternativa a De Gea. Por su parte, Real Madrid y Barcelona se enfrentan al reto de salvaguardar su portería tras muchos años en los que Casillas y Víctor solventaron con creces el problema. No es fácil encontrar un portero de garantías al máximo nivel, y la exigencia para el mismo Casillas, Keylor Navas, Bravo y Stegen será alta.

Descartados los dos gigantes, no parece viable que Valdés encuentre acomodo en la liga española: el Atlético se ha gastado su buen dinero en Jan Oblak para sustituir a Courtois, mientras que al resto de equipos se les escapan las pretensiones económicas del exazulgrana, incluido el pujante Valencia, que ha fichado a Yoel para hacer dupla con Diego Alves tras la salida de Guaita en dirección a Getafe.

Parecía que el Mónaco sería su destino, pero el club monegasco aprovechó la lesión para romper unilateralmente el precontrato, algo que la FIFA no entiende del todo como legal. Mientras tanto, los rojiblancos cuentan con el croata Subasic, buen guardameta que estuvo presente en el Mundial de Brasil, y buscan otro portero para hacerle competencia pero sin tanto caché como el de Valdés. Diego López, que parece claro saldrá del Bernabéu, es una de sus opciones predilectas. El otro equipo pudiente de la Ligue 1, el PSG, cuenta con un portero solvente como es el italiano Sirigu, aunque en El Parque de los Príncipes verían con buenos ojos repatriar a Lloris, arquero de la selección francesa que juega en un Tottenham que ha fichado a otro buen portero como es el holandés Vorm procedente del Swansea.



En la Premier League parecen cubiertas todas las grandes porterías: en Old Trafford se asentó De Gea tras un comienzo difícil, y Van Gaal busca prácticamente de todo menos portero. Apasionante se presume la pelea entre Courtois y Cech, con ventaja para el primero, por la portería del Chelsea como también lo será la de Hart y Willy Caballero en el Manchester City, donde el guardameta inglés vio en la última temporada tambalearse un puesto que había asegurado durante años. El argentino será una dura competencia. Por su parte, en Liverpool han prescindido de Reina a sabiendas de contar con el belga Mignolet. Era el Arsenal de Wenger el que buscaba portero y, tras rumorearse el nombre de Casillas, el finalmente elegido fue el colombiano Ospina el que disputará la portería a Szczęsny.

reina

En Alemania, Guardiola ya tiene en Reina el segundo portero que quería tras intentarlo antes con Navas, mientras que el Borussia Dortmund seguirá contando con el sempiterno Weidenfeller. Al Schalke, tercero el pasado año, no le vendría nada mal un portero de la categoría de Valdés, pero la ficha del arquero es un impedimento.

Tampoco en Italia sería mal recibido un arquero de su nivel, pero no anda el Calcio en su mejor momento económico. Juventus e Inter tienen bien cubierta la portería con Buffon y Handanovic, mientras que la Roma tampoco busca guardameta tras el buen año de De Sanctis. Por el contrario, el Milan necesita un buen recambio para el irregular Abbiati, pero las limitaciones económicas y el hecho de no jugar competiciones europeas son importantes obstáculos. Parece que el favorito de Galliani es Diego López, a quien pretende cedido. El Napoli de Benítez, tras la buena temporada de Reina como cedido, ha fichado al argentino Andújar procedente del Catania y con una buena trayectoria en la Serie A, pero adolece de un portero de primer nivel. Tampoco la Fiorentina tiene en el brasileño Neto a un guardameta al mismo nivel que su centro del campo o su delantera.

Repasadas las grandes ligas observamos que las opciones son limitadas, con lo que no sería del todo extraño que Valdés mirara hacia el este. Seguro que el Galatasaray estaría encantado de contar con un portero de su nivel para acompañar al irregular Muslera, como tampoco les importaría a los rusos Zenit, CSKA o Spartak o al ucraniano Shakhtar. Opciones menos probables, pero económicamente viables y en equipos que suelen disputar la Liga de Campeones.

Reconozco que hace años Valdés no me producía confianza alguna, pero no pude más que rendirme a la evidencia de su evolución hasta ser pieza clave en el mejor Barcelona de la historia. Con él se dio fin a una etapa difícil en la portería azulgrana en la que desfilaron arqueros como Hesp, Vitor Baía, Rustu, Bonano o Dutruel. Con 32 años, todavía le quedan varias temporadas por delante para emprender su nuevo reto fuera del Camp Nou, veremos cuánto tarda en encontrarlo.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero