Roberto Firmino, el falso ‘9’ de Dunga

roberto-firmino

Esta madrugada (01:30, Chile-Ecuador, Canal+ Liga) arranca la Copa América y lo hace con varios candidatos al título. Uruguay, el que más entorchados suma y defiende título, es uno de ellos. Argentina, con Messi como abanderado, también sueña ganar. Hasta el anfitrión, Chile, tratará de encontrar la gloria. Y otra que estuvo a punto de todo el pasado Mundial y que terminó humillada hace poco menos de un año ante Alemania como es Brasil, también espera de la mano de Neymar y compañía reverdecer viejos laureles con un torneo que siempre ha dejado imágenes para la posteridad, como los tres penaltis que marró Palermo en 1999 ante Colombia o la irrupción de un chaval llamado Ronaldinho que luego se convirtió en leyenda.

Hoy Brasil, ya sin Scolari y con Dunga, sigue lamiéndose las heridas del varapalo histórico que sufrió ante su afición y con la vuelta del excapitán al banquillo tratará, de nuevo, de lograr una Copa América que ya cosechó en 2007. En la canarinha no faltan rostros conocidos como el citado Neymar, su compañero en el Barça y convocado a última hora como Dani Alves por la baja de Danilo, Thiago Silva, David Luiz, Willian, Coutinho… Todos ellos, conocidos por estos lares, apuntan a que serán importantes en la pizarra del técnico. Quizá tanto como uno que suena mucho y que sonará, como Roberto Firmino, el falso ‘9’ de Dunga y que se desempeña en el modesto Hoffenheim de la Bundesliga… por poco tiempo.



VÍDEO: Así juega Firmino
Su salida del Hoffenheim es sólo cuestión de tiempo: ¿un mes?
Firmino es un mediapunta de clase desmedida, de tan sólo 23 años y una brutal progresión. En el combinado brasileño esa posición está reservada a Neymar, líder y alma de la verde y amarilla y ante la ausencia de delanteros puros destacados, Dunga ha reconvertido a Firmino en un ‘9’ a la antigua usanza. En un país caracterizado por goleadores y arietes de máximo nivel —a saber: Romario, Ronaldo o Adriano— el mítico dorsal de la canarinha lo portará en esta Copa América, Diego Tardelli, futbolista de 30 años que en sus inicios pasó sin pena ni gloria por el Betis y que actualmente juega en la potente liga china (Shandong Luneng). No es de extrañar, pues, que Firmino adelante su posición unos metros. Sobre todo, porque se ha adaptado a la perfección.

Con la técnica propia de un brasileño, con una gran visión de juego que le convierte en un magnífico asistente, nada desdeñable en el uno contra uno, sabe rematar ante el portero contrario y no suele fallar en los mano a mano. Firmino no teme encarar al defensa de enfrente y Dunga espera de él en Chile esos desmarques de ruptura, esos espacios que crea en la zaga contraria y, sobre todo, los goles que probablemente, si no lo ha hecho ya, le catapulten a un grande del fútbol europeo. Si algún ojeador no se ha parado a ver sus características, que sepa que esta Copa América puede ser el trampolín hacia la fama de un Firmino que quiere seguir los pasos de otros como Ronaldinho. Al Hoffenheim le costó en 2010, cuatro millones de euros. Hoy su valor se ha multiplicado. Como la rompa este mes, que prepare el talonario quien suspire por él. Feliz Copa América.

Sobre el autor Ver todos los posts

Fernando Castellanos

Editor de NdF desde 2006 y periodista deportivo desde hace un poco menos.