La idílica relación de Benítez con Europa



benitez europa league

Pocos técnicos te pueden garantizar algo, pero si fichas a Rafa Benítez, las posibilidades de que tu equipo haga un buen papel en competiciones europeas aumentan exponencialmente. Lo sabe el Nápoles, que no tuvo mucha fortuna en el sorteo de cuartos de final de la Europa League: el Wolfsburgo de Kevin De Bruyne es la revelación de la Bundesliga, pero un 1-4 en el Volkswagen-Arena sorprendió a medio continente. Tras el trámite de la vuelta en San Paolo (2-2) el conjunto napolitano estará en semifinales donde se las verá con el Dnipro ucraniano, con lo que será favorito para llegar a la final de Varsovia. Con más de diez años en la élite, algo al alcance de pocos, Benítez tiene la oportunidad de aumentar un excelente palmarés que cuenta con triunfos en tres equipos distintos: la UEFA/Europa League con el Valencia y el Chelsea y la Liga de Campeones con el Liverpool.

Al no haber sido futbolista de élite, Benítez tuvo que empezar desde abajo como técnico, y fue el Real Madrid quien le concedió la primera oportunidad al entregarle los mandos de las categorías inferiores. Su buen papel en el Castilla le dio crédito suficiente para que otros equipos españoles confiaran en él, logrando posteriormente tres ascensos a primera división con Valladolid, Extremadura y Tenerife. Su fichaje por el Valencia estuvo rodeado de recelo, pues no toda la cúpula directiva estaba convencida de que pudiese dirigir con éxito a un club de la zona alta de la tabla, pero vaya si lo hizo. Aquí comenzó su buena trayectoria en las competiciones continentales, que aquí repasaremos temporada a temporada.

Temporada 2001-2002: Valencia

El Valencia ganó la Liga 31 años después, y lo hizo tras una temporada que comenzó de forma irregular y en la que Benítez estuvo a punto de ser destituido (en la jornada 21 era séptimo). Finalmente remontó para imponerse a Deportivo, Real Madrid y Barcelona. Fue la temporada en la que Rafa Benítez debutó en Europa, y lo hizo con un meritorio papel en la Copa de la UEFA llevando al Valencia hasta cuartos de final tras derrotar a Servette y Celtic de Glasgow. Cayó dignamente ante el Inter de Héctor Cúper, anterior técnico ché.

Temporada 2002-2003: Valencia

De nuevo cae en cuartos de final ante el Inter, pero esta vez en Liga de Campeones, en la que el técnico debuta. Lo hace tras ser primero de grupo dos veces (cuando el torneo tenía este formato). Primero por delante de Basilea, Liverpool y Spartak; después, superando a Ajax, Arsenal y Roma. Otra buena participación.

Temporada 2003-2004: Valencia

La temporada de su consagración. De nuevo gana la liga con el Valencia, y levanta además la Copa de la UEFA tras derrotar al Olympique de Marsella de Drogba por 2-0 con goles de Vicente y Mista (jugador del que logró el mejor rendimiento de su carrera). En el camino hacia la final derrotó al Girondins de Burdeos en cuartos y al Villarreal de Riquelme en semifinales.

Temporada 2004-2005: Liverpool

Sus éxitos en Mestalla le abrieron las puertas de un histórico como el Liverpool, al que haría aún más grande. Veni, Vidi Vici: en su primera temporada en Anfield conquistó la Liga de Campeones, algo que no hacía el club inglés desde 1984. Lo hizo tras derrotar al Milan en una remontada para el recuerdo, cuando caía 3-0 en el descanso. Gerrard, Smicer y Xabi Alonso empataron en la segunda parte, y Dudek se convirtió en el héroe de la tanda de penaltis para dar al Liverpool su quinta Copa de Europa. Antes, Bayer Leverkusen, Juventus y Chelsea cayeron ante los reds.

Temporada 2005-2006: Liverpool

Ganó la Supercopa de Europa imponiéndose al CSKA, pero sucumbió en el Mundial de Clubes ante el Sao Paulo. No pudo repetir éxitos en la Champions, donde fue primero en la fase de grupos por delante de Chelsea, Betis y Anderlecht, pero cayó en octavos ante el Benfica. Esa temporada alzó la FA Cup.

Temporada 2006-2007: Liverpool

De nuevo alcanzó la final de la Liga de Campeones tras derrotar por el camino a Barcelona, PSV y Chelsea, y otra vez se enfrentó al Milan de Ancelotti, pero esta vez el conjunto rossonero tuvo su vendetta con un doblete de Inzaghi.



Temporada 2007-2008: Liverpool

Ya contaban con Fernando Torres, que con Benítez alcanzó su mejor estado de forma. De nuevo otro buen papel en la Champions, donde llegó hasta semifinales tras batir a Inter y Arsenal en octavos y cuartos. En la penúltima ronda se topó, cómo no, con el Chelsea. Las tres veces anteriores, el Liverpool se convirtió en la bestia negra del conjunto blue (derrotar por tres veces seguidas a Mourinho está al alcance de muy pocos), pero esta vez, ya con Avram Grant en el banquillo, fue el Chelsea el ganador y el que logró billete para la final.

benitez mourinho

Temporada 2008-2009: Liverpool

Alcanzó los cuartos de final en la Liga de Campeones tras derrotar en octavos al Real Madrid en aquel famoso año del “chorreo”. En cuartos se enfrentó al… ¿adivináis? Exacto, al Chelsea. En una extraordinaria eliminatoria, el equipo londinense, entrenado por Hiddink, derrotó al Liverpool en la ida de Anfield por 1-3, pero los de Benítez vendieron cara su eliminación empatando 4-4 en Stamford Bridge en un gran partido. Aquel año terminó segundo en liga a cuatro puntos del United, en la que fue su mejor clasificación en la Premier. En su debe estuvo no haber repetido en Inglaterra sus éxitos en Europa, habiendo terminado quinto, dos veces tercero y cuarto en los cuatro años anteriores, aunque siempre clasificó al conjunto red para la Liga de Campeones.

Temporada 2009-2010: Liverpool

Significó el final de su trayectoria en Anfield Road, siendo séptimo liga y cayendo en la fase de grupos de la Liga de Campeones, donde sucumbió ante Fiorentina y Olympique de Lyon. En cuanto a números no levantó muchos títulos, pero con Benítez en el banquillo, el Liverpool fue siempre fuerte en Europa, donde volvió a ser un grande en la máxima competición de clubes.

Temporada 2010-2011: Inter

Benítez fichó por su bestia negra siendo técnico del Valencia con la difícil misión de sustituir a Mourinho, que había ganado el histórico triplete. Su desembarco en el fútbol italiano no fue fácil y las comparaciones siempre resultaron odiosas. Ganó la Supercopa de Italia pero perdió la de Europa ante el Atlético, con lo que se diluyeron las opciones de igualar el sextete del Barcelona. En la Serie A acumuló malos resultados, y ni siquiera la conquista del Mundial de Clubes apaciguó las críticas. Fue destituido en diciembre, habiendo dejado al Inter en octavos de la Liga de Campeones tras superar la fase de grupos.

Temporada 2012-2013: Chelsea

No le gustó nada a la afición del Chelsea el fichaje de Benítez, teniendo en cuenta el historial del técnico ante su nuevo equipo. Tras casi dos años alejado de los banquillos sustituyó a Di Matteo en noviembre, sólo unos meses después de que el técnico italiano le diera al equipo londinense su ansiada Liga de Campeones. El equipo ya estaba eliminado de la Champions, pero aprovechó la tercera plaza para ganar la Europa League tras eliminar a Steaua, Rubin Kazan, Basilea y finalmente Benfica en la final. Además, con Benítez en el banquillo se vieron los mejores momentos de Torres con el Chelsea, precisamente en la Europa League, donde marcó en todas las rondas. En liga terminó tercero, sacando billete para la Liga de Campeones.

Temporada 2013-2014: Nápoles

Sea cual fuera el final de la temporada se sabía que Benítez no seguiría en el Chelsea, y el técnico regresó al fútbol italiano para sustituir a Mazzarri en el Nápoles, de nuevo un club puntero en el Calcio. No tuvo suerte alguna en el sorteo de la Liga de Campeones, quedando emparejado con Borussia Dortmund, Arsenal y Olympique de Marsella. Estuvo emocionante hasta el punto de que Borussia, Arsenal y Nápoles terminaron empatados con 12 puntos, pero la diferencia de goles condenó al Partenopei, con lo que, a pesar del buen papel del equipo del sur de Italia, quedó relegado a la Europa League, donde cayó poco después en dieciseisavos ante el Porto. El tercer puesto en liga y la conquista de la Copa de Italia significaron un buen final de temporada.

Temporada 2014-2015: Nápoles

No empezó nada bien la temporada al caer ante el Athletic en la previa de la Champions, y la irregularidad mostrada en liga además de la eliminación en semifinales de Coppa no facilitan las cosas, pero el buen papel en la Europa League supone un bálsamo en la temporada. Trabzonspor, Dinamo de Moscú y Wolfsburgo han sido sus víctimas en las eliminatorias, y el Dnipro será el siguiente rival. En la otra semifinal se enfrentarán Sevilla y Fiorentina, con lo que sería posible un duelo en la final entre Unai Emery y Rafa Benítez, dos de los mejores técnicos españoles de los últimos años.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero