Dybala, el jugador del momento en Italia

dybala-juventus

Se precipitó Zamparini allá por el mes de octubre cuando criticó abiertamente a Allegri por el limitado protagonismo que estaba teniendo Paulo Dybala en la Juventus: lo mejor estaba por venir. El presidente del Palermo, acostumbrado a dar la nota, vio cómo el pasado año el futbolista argentino explotaba en su tercera temporada en el club siciliano marcando 13 goles, jugando bien y llamando la atención de los grandes clubes, que apuntaron su llamativo nombre en sus agendas. No puso fácil su salida del equipo rosanero: la Juventus tuvo que desembolsar más de 30 millones de euros para hacerse con su ficha y, como era lógico, Zamparini no le quitó ojo de encima en su nueva aventura por Turín al futbolista que había maravillado en el Estadio Renzo Barbera. Decepcionado al ver que alternaba la titularidad con el banquillo puso el grito en el cielo, acusando a Allegri de no sacar el máximo rendimiento del argentino. Sin embargo, la Vecchia Signora estaba inmersa en un proceso de renovación tras la salida de jugadores clave como Pirlo, Vidal y Tévez, y Allegri trataba de dar con la tecla adecuada. Toda vez que encontró su once y la forma de encajar las nuevas piezas, lo demás ha venido solo: once victorias consecutivas en la Serie A así lo atestiguan, y Dybala, ya aclimatado a su nuevo club, es uno de los principales artífices mostrando a sus 22 años un gran rendimiento que lo ha llevado a ser el jugador del que todos hablan ahora en el Calcio.



Sólo el Nápoles aguanta de momento el tirón del conjunto bianconero gracias a un buen equipo y, también, al otro jugador que está maravillando en Italia, que no es otro que Gonzalo Higuaín con su magnífica racha goleadora. Pero Dybala es más que un goleador: a sus 12 goles suma 7 asistencias, amén de todas las soluciones que ofrece desde la mediapunta del equipo de Allegri. Jugando por delante del trío de centrocampistas y por detrás del ariete, que suele ser Mandzukic, Dybala se mueve entre las líneas rivales buscando esa acción que acabe con la pelota en las redes. Participa y tiene buen juego asociativo, pero sobre todo es letal a la hora de buscar el último pase o dar la puntilla: es un futbolista ágil y liviano con movimientos rapidísimos, como pudo comprobar la Roma el pasado domingo en el gol que dio la victoria a la Vecchia Signora: en un abrir y cerrar de ojos, el argentino aprovechó el buen pase de Pogba para acomodarse el balón con su zurda y batir a Szczęsny con una perfecta definición.

Dybala no es un 10 al uso: no es el clásico enganche argentino como podían serlo Riquelme o Aimar, sino más bien un segundo delantero que necesita metros por delante y agradece una referencia arriba. En la Juventus la ha encontrado en el batallador Mandzukic, muy distinto en sus características. Ahora mismo son la dupla titular de Allegri, sentando a dos jugadores de proyección como Zaza y Morata, que ha perdido la titularidad tras su buena temporada el pasado año. La competencia en el ataque juventino era muy fuerte al comienzo de la temporada, como se vio en la salida de Llorente o en la de un jugador de tanto futuro como Kingsley Coman, cedido al Bayern con opción de compra para los germanos. Y eso que había salido Tévez tras dos magníficas temporadas en Turín, pero el Apache ya tiene sustituto en el Juventus Stadium. Dybala ha asumido galones e incluso se encarga del juego a balón parado lanzando faltas y córners, tarea que realizaba Andrea Pirlo.

También en la selección argentina se frotan las manos, conscientes de que tienen un futbolista para muchos años. Dybala, que debutó con la albiceleste el pasado mes de octubre, ya ha declarado que está deseando jugar al lado de Messi, con lo que las especulaciones no han tardado en hacer acto de presencia. Los grandes del continente quieren contar con él pero la Juventus no contempla su salida y no pondrá ninguna facilidad: ya han demostrado con Pogba que son un hueso duro de roer, y el subcampeón de Europa quiere seguir en lo alto.

En NdF | La Juventus encuentra el camino

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero