Don Juan Carlos Valerón: gracias, mil gracias y hasta siempre

1370079742_0

Cuando te despiden de todos los estadios con aplausos. Cuando tus excompañeros te piden tu camiseta y presumen de ella como un tesoro impagable. Cuando tus rivales se quitan el sombrero a tu paso. Cuando tus compañeros no pueden contener las lágrimas con tu marcha. Cuando tu afición te espera hasta las dos de la madrugada para darte las gracias y decirte adiós… Cuando todo eso confluye en la misma persona, no cabe duda: eso es que eres grande, muy grande.

El sábado pasado Don Juan Carlos Valerón Santana (Arguineguín, Gran Canaria, 17 de Junio de 1975) jugó sus últimos noventa minutos vistiendo la camiseta del Deportivo de La Coruña, el club del que ha formado parte en las últimas trece temporadas. No pudo despedirse como le habría gustado, dejando al Depor en Primera, pero en Riazor nadie, absolutamente nadie le criticará por ello. No éramos pocos los que confiábamos en un último toque de la varita del Mago de Arguineguín, pero era un deseo, una petición, un ruego; nunca una exigencia.

DSC_0010.JPGCon él acaba una era en el club herculino. Pero no sólo se le echará de menos en A Coruña. Valerón es un futbolista querido y respetado en toda España, como hemos podido comprobar en numerosas ocasiones estos últimos años, siempre despedido entre aplausos en todos los campos. Y es que el Flaco representa como nadie un estilo que está en serio peligro de extinción.

Valerón ha sido un mediapunta clásico, un Diez de los de antes, un asistente como los que ya no quedan, pero antes que por todo eso, Don Juan Carlos es admirado por su calidad como deportista, por su grandeza como persona. Nunca dio una patada fea, jamás faltó al respeto a un contrario y, mucho menos, a una afición rival. Siempre cortés y considerado con el contrario hasta un nivel inimaginable: ¿cuántas veces le hemos visto pedir perdón al rival que le acaba de dar una patada por haberse dejado caer en vez de seguir? Eso no lo ha hecho nadie más. Sólo Valerón.

Valerón es un producto de la rica cantera canaria, concretamente de la de la UD Las Palmas. Desde allí se marchó a otra Isla, la de Mallorca, donde jugó la temporada 1997-98. Las dos siguientes campañas las pasó en el Atlético de Madrid, donde vivió su primer descenso a Segunda, en el año 2000. Sin embargo no llegó a jugar en la División de Plata porque en ese último verano del milenio fichó por el flamante campeón de Liga, el Deportivo de La Coruña.

En el equipo herculino ha sido protagonista de una época dorada, junto a Fran, Mauro, Donato, Makaay, Tristán, Luque, Víctor, Molina… La Copa del Centenariazo, dos Supercopas, cinco años seguidos disputando la Champions League. Fue en Europa donde Valerón firmó sus mejores exhibiciones, como aquel partido sublime en que asistió a Makaay en dos de sus tres goles para ganarle 2-3 al Bayern München, aquel otro contra el Arsenal, en el que la afición gunner honró al Depor despidiéndole con aplausos ¡en el descanso! o, cómo no, esa increíble remontada al Milan. Eso por nombrar sólo tres, porque la lista es larga: Madrid, Manchester, PSG, Juventus…valeron-celebra-gol-rf_75758

El Flaco es uno de esos jugadores de los que, como Guardiola, Redondo o Xavi, no puedes conocer su verdadera dimensión tirando de YouTube o hemeroteca. Sólo viéndole jugar muchos fines de semana durante años puedes llegar a hacerte una idea de lo grande que es. Si a eso le añadimos cómo resistió con respeto y estoicismo al ostracismo al que le condenó un entrenador que no merece ni la mención, Valerón tuvo que ver como a sus 35 años el Depor caía a Segunda. Hizo una promesa, devolver a Primera al Depor. Y la cumplió, dirigiendo al equipo en 39 partidos en la Liga Adelante. Este año, ya con 37 primaveras, a punto de cumplir 38, ha jugado 33 partidos, una cifra que no alcanzaba en Primera desde la temporada 2004-05.

Como decíamos al principio, Valerón no ha podido retirarse del Deportivo con una alegría. A falta de saber si sigue jugando en otro equipo o si finalmente decide retirarse, lo que ha dejado claro es que no podía seguir en A Coruña. Los últimos años le han quemado, aunque él, siempre pensando en el club antes que en sí mismo, no ha querido contar de forma explícita qué es lo le ha dejado sin energías. Pero lo podemos suponer: para un tipo como El Flaco no ha debido ser nada fácil lidiar como segundo capitán con los continuos problemas que han tenido los jugadores del Depor para cobrar. Entre ese desgaste y que en estos dos últimos años se le debe haber caído la venda que tenía en los ojos respecto a Lendoiro, deben estar las principales razones para que, después de trece años, Valerón haya decidido dejar el Depor.

1370123267_0

Sea como fuere, algo se ha muerto en el corazón de todo deportivista. Si ya no éramos pocos los que llorábamos el descenso, las lágrimas se multiplicaron en Riazor al ver que el resto de la plantilla branquiazul se echaba a un lado para dejar a Valerón  solo y unirse a la grada para despedirle como se merecía, entre unánimes, agradecidos y emocionados aplausos. Era un secreto a voces, pero ese gesto de sus compañeros confirmó la peor de las noticias: el Mago de Arguineguín pisaba por última vez el césped de Riazor.

Para acabar, dejadme que os cuente una realidad en la que he reparado hoy mismo. En Riazor nunca se cantó Valerón, quédate. Nunca. Aun ante los rumores de su más que probable despedida, se siguió cantando el Valerón, Valerón de siempre, un cántico ni en pasado ni en futuro, sino en presente. No he visto a un solo deportivista, ya sea in situ o por la tele, pedirle al Flaco que se quede. Por el contrario, en A Coruña se ha recibido su decisión con un respeto absoluto. Eso es algo a tener en cuenta: nadie entre toda la afición le ha querido pedir nada más, sino que la reacción, general y espontánea, ha sido la de darle las gracias por todo. Me parece algo verdaderamente extraordinario.

¿Cuántos futbolistas pueden haber estado trece años en un mismo equipo sin ser canterano del mismo e irse sin que nadie, absolutamente nadie, le pueda reprochar nada? Más que un simple futbolista, Valerón es, en sí mismo, una oda al fútbol. Pasarán décadas y generaciones y la simple mención de su nombre seguirá inspirando veneración y respeto. Por todo lo que has hecho, Flaco: gracias, mil gracias y hasta siempre.

En NdF |El Celta de Vigo se salva; Deportivo, Mallorca y Zaragoza descienden a Segunda División
En NdF | El miedo

Sobre el autor Ver todos los posts

Bruno Sanxurxo

  • Arya Stark

    Recuerdo que en la Eurocopa del 2004 el debate en la selección era si debía jugar Valerón o Raúl y aunque Raúl le ganó el puesto Valerón fue el autor de uno de los dos goles que marcó España en ese torneo.
    En la selección fue un adelantado a su tiempo (si hoy tuviera 25 años encajaría a la perfección en el juego que hace España), pero en el Deportivo ha sido fundamental, lástima que en los últimos años el equipo haya bajado de nivel tanto.

    • Bruno Sanxurxo

      Estoy totalmente de acuerdo en que Valerón habría merecido formar parte de esta generación victoriosa de la Selección. También Raúl. Volviendo con el Flaco, hace poco hablaba con unos amigos sobre que ahora ya quizá, pero hasta hace un par de años, Valerón podría haber encajado en el Barça de Pep como una especie de Larsson: un futbolista veterano que sabe que no va a ser titular pero va a tener minutos, ya sea como parte de la rotación o como recurso en partidos que se complican. Desde luego que con un poco más de capacidad física (la que podía tener hace cuatro/cinco años, más o menos cuando llegó Guardiola) Valerón no habría desentonado en el Barça. No como titular, pero sí como suplente de lujo.

      • Arya Stark

        No es ninguna tontería, Pirlo tiene 34 años, es titular con Italia y una de las estrellas de la Juventus, campeón del calcio, y cuando fichó por la Juve tendría más o menos la edad de Valerón cuando empezó Guardiola a entrenar al Barcelona.

        Encajar habría encajado, y más los primeros años de Guardiola, sin Cesc ni Thiago, pero estaba mejor de titular en el Depor que de suplente en el Barça.

        • Dunearrakis

          Valerón ha estado 13 temporadas en el Deportivo, y de esas 13 campañas, solo en 6 ha superado los 30 partidos, incluyendo Liga, Copa y competiciones europeas. 5 campañas jugó apenas 20 partidos, y cuando la lesión grave, jugó 7 partidos en dos años. Curiosamente ha sido en los últimos dos años cuando ha jugado casi más partidos.

          Con ese repertorio, es imposible ser un jugador TOP, aunque tengas calidad a raudales. Pirlo llegó a Turín después de un mal año en Milán, pero las temporadas anteriores siempre jugaba más de 40 y hasta 50 partidos, de manera que Pirlo no es extraño que después de marcharse del Milan, se haya ido a otro club de primer nivel, pero Valerón con suerte se ha quedado en el Deportivo como un recambio de lujo, porque estoy seguro de que muchos de esos partidos que ha jugado no los ha jugado enteros, o ha salido en la recta final, o ha sido sustituido a mitad de partido

      • Dunearrakis

        Valerón como jugador en cuanto a calidad no sólo podría haber encajado en el Barça de Guardiola, sino ser uno de los mejores de ese equipo. El problema de Juan Carlos son las lesiones, que le han impedido desarrollar su mejor fútbol en sus mejores años de carrera profesional. No me cabe la menor duda de que si las lesiones no hubieran sido tan graves, Valerón habría sido fichado sino por el Barça, por el Madrid o algún grande de Europa.

        Creo que Valerón ha sido un caso similar al de Julen Guerrero o el del José Luis Pérez Caminero, jugadores que fueron atípicos en su época, y que bien por lesiones, o bien por otros motivos, nunca dieron el salto a un grande y como se suele decir “se quedaron para vestir santos”.

        No es que sea un desprestigo haber desarrollado una carrera casi por entero en el Deportivo, pero realmente me hubiera gustado ver al mejor Valerón en un equipo grande luchando de verdad por títulos

      • Juan

        No descartes que si se va a jugar a Catar juegue en el Al Sadd de Raúl. Ya nadie les va a dar un Mundial, pero si consiguieran una copita del Emir, yo la celebraría desde aquí. Sería una delicia para los cataríes poder ver en directo a dos futbolistas que en más de 30 años de profesión entre los dos han dado tantísimo por sus equipos dentro y fuera del campo, y sin ser expulsados ni una sola vez, demostrando que para triunfar no hace falta ser maleducado ni pasar por encima de los demás.

        P.D: Por cierto, Bruno, no quiero ser tocapelotas, pero la forma correcta en español es “La Coruña”. Espero que os vaya bien en este nuevo blog.

        • Bruno Sanxurxo

          Estás muy equivocado, Juan. La única forma correcta de llamar a mi cuidad es A Coruña, como dicta nuestro Estatuto de Autonomía a través de la Lei de Normalización Lingüística y refrendado unánimemente por el Parlamento Español. Así que no es ninguna incorrección utilizar “A Coruña” aunque esté hablando en castellano.

          Puedes ver como a día de hoy la mayoría de medios de comunicación utilizan el verdadero nombre de la ciudad, no su traducción al castellano, aunque hay excepciones, como Telecinco y algunos periódicos que, quizá como tú, confunden la ideología con la lingüística y lo mezclan todo.

          No sé por qué razón te ha dado por corregirme algo que está perfectamente bien. Te sugiero que la próxima vez te asegures de saber de lo que hablas.

          PS. Antes de que me taches de loco nacionalista, fíjate en que cuando hablo del Depor siempre escribo Deportivo de La Coruña, porque ese es su nombre oficial. No se me caen los anillos por poner la L cuando hay que ponerla, pero A Coruña es A Coruña, te guste o no.

          • Dunearrakis

            Pues sin entrar en nacionalismos ni nada por el estilo, para mí, es La Coruña, y también, Cataluña, y es el Español de Barcelona, lo mismo que el Oporto no es el Porto, o el Olympique de Marsella no es el Marseille, por poner algunos ejemplos.

            Respeto que cada uno hable en su idioma regional, pero cuando se habla en español, se habla en español, no en un popurrí de idiomas.

            Dicho esto, Bruno, yo no te hubiera corregido al respecto, pero ya que ha salido el debate, te lo digo, porque no estoy de acuerdo contigo en tu argumentación, y me da igual que sea legal o ilegal llamar “A Coruña” a La Coruña, pero si hablas español, habla español

          • Juan

            Lamento tener que volver a corregirte y desviar la atención del post del tema principal y sobre todo lamento que confundas una corrección lingüística con una cuestión ideológica y casi personal, viendo cómo te lo has tomado.

            El Estatuto de Autonomía dicta que, efectivamente, el nombre oficial es A Coruña, igual que no dudo de que las leyes del Reino Unido y Dinamarca dicten que los nombres oficiales de las ciudades a las que aquí llamamos Londres y Copenhague sean London y København, respectivamente. Sin embargo, ninguna de estas legislaciones tiene facultades para determinar el uso correcto del castellano.

            La RAE, que estaremos todos de acuerdo en que es la máxima autoridad en el uso del español, es clara al respecto:

            La Coruña. Nombre tradicional en lengua castellana de la provincia y ciudad de Galicia cuyo nombre en gallego es A Coruña. Salvo en textos oficiales, donde es preceptivo usar el topónimo gallego como único nombre oficial aprobado por las Cortes españolas, en textos escritos en castellano debe emplearse el topónimo castellano.

            http://lema.rae.es/dpd/?key=La%20Coru%C3%B1a

            Como ves, frases como “te sugiero que la próxima vez te asegures de saber de lo que hablas” estaban totalmente fuera de lugar. Un saludo.

          • Yo ya tuve esta conversación con él y me acrivillaron a negativos (en la antigua Notas de Fútbol). La única diferencia es que yo hablé sobre Cataluña y Catalunya. En mi opinión, con Ñ en castellano y con NY en catalán, así de sencillo.

          • Bruno Sanxurxo

            Para evitar más discusiones que no llevan a ningún lado: básicamente, yo escribo como me da la gana. A ver si en vez de tratar de razonar, siendo borde del todo dejamos de hablar de esto y sale alguien al que le interese más comentar algo sobre Valerón.

          • Dunearrakis

            Perdona, aquí ya se estaba hablando de Valerón, esto ha sido un off-topic, en el que por cierto, te pongas como te pongas, no llevas razón. ¿Que puedes hablar o escribir como te salga de la pirindola?, pues sí, pero que sepas que en el resto de España que no es Galicia, “A Coruña” está mal dicho o mal escrito, lo mismo que si me viene un catalán diciéndome que no se escribe Cataluña, sino Catalunya. NO LLEVAS RAZÓN.

            Otra cosa es que en general al resto de españoles, entre los que me incluyo yo, nos la traiga al pairo cómo escriban los coruñeses el nombre de su ciudad.

          • Juan

            “Pues ahora me enfado y no respiro”. Después de tu primera respuesta sabía que eras soberbio, pero no sabía que también eras infantil.

            Escribe como te dé la gana, faltaría más, pero entonces no me escribas una respuesta de cuatro párrafos diciéndome que tú tienes la razón y que yo no tengo ni idea.

            Eres tú el que está alargando esto más de lo necesario no asumiendo una crítica constructiva (al fin y al cabo eres redactor, corregirte un fallo me parece algo constructivo), contestando con prepotencia y luego no queriendo reconocer tu error cuando te demuestran que estabas equivocado.

          • Bruno Sanxurxo

            Es que no es un error. Tú y otros decís que es un error. Estáis equivocados. Así de simple.

          • Juan

            Si, yo y otros decimos que es un error. Lo que pasa es que entre esos otros está la Real Academia de la Lengua Española, como te he demostrado, que es la encargada de la normalización del idioma. Si tú sabes más que ellos deja el blog de fútbol y abre uno de lingüística y filología.