De los penaltis a los cuartos



atlético bayer

Es la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, y tienes que remontar un 1-0 que trajiste de Alemania ante un equipo que si tiene que ponerse intenso, se pone. En lo que menos piensas es que a los 22 minutos se te lesione el portero, tenga que entrar frío el suplente desde el banquillo y te quedes con un cambio menos. Quién te iba a decir que, cuatro minutos después, Mario Suárez iba marcar el tanto que empataría la eliminatoria y que después de noventa minutos y una prórroga, el portero suplente se convertiría en uno de los héroes. Uno de ellos, remarco, porque los jugadores del Bayer Leverkusen también pusieron su granito de arena al tirar alguno que otro francamente mal. También Torres fue uno de los protagonistas, al ejecutar a la perfección el quinto penalti en el primer partido de Champions que juega con el Atlético en El Calderón. Ya le tocaba. Lo de menos para los rojiblancos es que el encuentro fuera bastante malo: el objetivo está cumplido, y el Atlético de Madrid estará en cuartos de final.

Y eso que no contaban con el doble pivote habitual formado por Gabi y Tiago: el primero por sorprendente decisión técnica y el segundo por estar sancionado. Cani sustituyó al primero para procurar, sin suerte, tener más calidad en el centro del campo, y Mario Suárez al segundo para completar un gran partido. También Godín estaba sancionado y su lugar lo ocupó un imperial Giménez. El Atlético tiene banquillo.



Un disparo de Bellarabi al poco de comenzar el partido parecía indicar que la línea de mediapuntas del Bayer, que tanto jaleo armara en la ida, podría asaltar El Calderón, pero nada más lejos. Flojo partido del alemán, Çalhanoğlu y Son, y peor aún del ariete Drmic. El partido ya mostraba retazos del ir y venir sin sentido en el que se convertiría, pero al menos, poco después del cambio de Oblak por Moyá, Mario Suárez sacó petróleo en una jugada con varios rebotes para disparar desde fuera del área y marcar tras rebotar en Toprak y descolocar a Leno. El tanto empataba la eliminatoria y confirmaba el viento a favor que soplaba en El Calderón ante un Bayer Leverkusen que no inquietaba; sin embargo, el Atlético tardaría en confirmar su clasificación.

A los 81 minutos que Cani había jugado desde que fichara por el Atlético, sólo añadió 45. Simeone lo sustituyó en el descanso por Raúl García, más apropiado para estas lides. El segundo tiempo no mejoró al primero y apenas hubo oportunidades para ninguno de los dos equipos. Poco antes del final entró Fernando Torres por un batallador pero desacertado Mandžukić.

La llegada a la prórroga daba la sensación de que el Atlético prolongaba la agonía ante un rival duro pero al que se podía haber sentenciado. Los primeros quince minutos no le anduvieron a la zaga al partido, pero en la segunda parte vimos un buen disparo de Raúl García que Leno envió a córner y un lejano zapatazo de Rolfes que se marchó fuera por poco. Destacó Arda en este tramo del encuentro, poniendo algo de fútbol en la espesura.

Los penaltis dictarían sentencia: no empezaron bien las cosas para el Atlético con Raúl García mandando su lanzamiento por encima del larguero, pero Çalhanoğlu falló el suyo al parar Oblak su centrado y flojo disparo. Uno de esos penaltis que cuando los marcas quedas de lujo, todo lo contrario a si los fallas. Marcaron Griezmann y Mario para el Atlético y Rolfes y Castro para el Bayer, mientras que Koke falló el suyo y Toprak hizo lo propio, mandando el balón a un lugar parecido a donde antes lo había hecho Raúl García. Torres marcó con serenidad y clase el quinto del Atlético, y todo quedaba en las botas de Kießling, quien siguió el sendero marcado por Raúl García y Toprak lanzando por encima del larguero. La remontada se había hecho esperar pero había llegado, y la clasificación del Atlético era ya un hecho.

En NdF | El Bayer le gana al Atlético en su terreno

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero