La Juventus encuentra el camino



dybala-pogba-morata

No es fácil comenzar una temporada cuando se han ido, a la vez, Andrea Pirlo, Carlos Tévez y Arturo Vidal. Ni siquiera para el equipo que ha dominado Italia en las últimas cuatro temporadas. La Vecchia Signora se movió en verano y contrató varios buenos futbolistas, pero el hueco era complicado de llenar y Allegri tenía una complicada tarea entre manos: una sola victoria en las seis primeras jornadas de la Serie A corroboró que a la Juventus le iba a costar mantener el trono. Ha ganado la liga italiana en igualdad, eso sí: ya no hay un equipo que jornada tras jornada se marcha en lo más alto de la tabla. No obstante, la lógica se ha ido imponiendo con el paso de las semanas y el conjunto bianconero ha hecho las paces con la victoria, aunque en Europa nunca discutieron: en uno de los grupos más duros de la Liga de Campeones junto a Manchester City, Sevilla y Borussia Mönchengladbach, a falta de una jornada le vale con empatar en Sevilla para ser primera de grupo, o perder si el City (de nuevo timorato en Europa) no gana al Borussia en Manchester. Allegri ya demostró el año pasado y en su etapa en Milán que conoce bien los entresijos de la Champions. Mientras tanto, en Italia ha encadenado tres victorias consecutivas, la última ante el Milan en el Juventus Stadium, que lo han aupado a la sexta posición tras deambular por la zona media baja de la clasificación. Estas son algunas de las claves de su mejoría.

La vuelta de Marchisio

Andrea Pirlo ha sido durante cuatro años el timón y el estandarte del equipo, el jugador sobre el que giraba el fútbol de la Juventus, que se movía al compás de sus pases. Jugando por delante de la defensa decidía cuándo, cómo y dónde iba a armarse el ataque. Ya la pasada temporada, Allegri decidió que su futuro sustituto ya estaba en la plantilla y dio minutos a Marchisio en esa posición, un futbolista acostumbrado a moverse cerca del área rival. El centrocampista italiano rindió bien como regista y parecía destinado a suceder a Pirlo tras la marcha de este al fútbol norteamericano, pero sus problemas con las lesiones le han lastrado en los primeros meses de competición, y para Allegri su ausencia ha sido un quebradero de cabeza. Padoin, el francés Lemina, llegado este año del Olympique de Marsella y Hernanes, mediapunta fichado del Inter, fueron las soluciones habituales, pero ninguna acabó por convencer. Ya recuperado, Marchisio ha vuelto al mediocentro y la Juventus ha ganado en claridad a la hora de sacar el balón.

Pirlo, Vidal, Pogba y Marchisio formaban uno de los mejores centros del campo de Europa, pero sólo quedan los dos últimos y Pogba no está al mismo nivel de regularidad del pasado año. No obstante, su calidad sigue siendo vital para la Juventus como demostró en el último partido ante el City, con su golazo al Torino o ante el Milan, con una maravilla que dio origen al gol de la victoria. Situado a la izquierda del mediocentro, sigue demostrando por qué es uno de los mejores centrocampistas de Europa. A la derecha se turnan Sturaro y Khedira, muy castigado este último por las lesiones.



La calidad de Dybala

No tardó mucho el argentino en demostrar su talento en la Juventus. Fichado del Palermo por 32 millones, marcó en la Supercopa de Italia y en las primeras jornadas, aunque poco después perdió algo de peso en el equipo. Zamparini, su antiguo presidente y que no pierde ocasión de dar la nota, culpó a Allegri de no sacar lo mejor de su expupilo, pero Dybala se encuentra ahora en un gran estado de forma, ya sea jugando como delantero o mediapunta. Suyo fue el gol de la victoria ante el Milan y se ha hecho un hueco en la competida delantera de la selección argentina.

Con la marcha de Tévez a Boca, autor de 19 y 20 goles en los dos últimos años, la Juventus ha perdido mordiente en ataque. También Vidal aportaba varios tantos por temporada. No le está resultando fácil a la Juventus hacer goles este año: Dybala lleva seis, pero Mandzukic sólo ha marcado dos en la Serie A y Morata y Zaza uno cada uno. No obstante, Morata y Mandzukic han sido clave en Europa con dos tantos cada uno: el croata marcó el de la victoria ante el City el pasado miércoles.

Alex Sandro comienza a brillar

Alex-Sandro-Juventus

A pesar de contar con Patrice Evra, la Juventus no dudó en desembolsar el pasado verano 26 millones por el lateral zurdo Alex Sandro, procedente del Oporto. El brasileño, de 24 años, era uno de los jugadores con más proyección en su puesto y se incorporó a la disciplina juventina para discutirle el sitio al veterano defensa francés. Sin embargo, su lugar habitual durante los primeros meses fue el banquillo y los medios italianos comenzaron a incluirle en las listas de fichajes decepcionantes de la temporada. Tan sólo necesitaba algo de tiempo: el brasileño ha entrado en el equipo en las últimas semanas y la banda izquierda bianconera se ha convertido en un peligro para las defensas contrarias. Contra el Torino en el Derby della Mole, ante el Milan y hace unos días contra el Manchester City, dio la asistencia desde la banda izquierda para el gol de la victoria.

La flexibilidad táctica

Ya desde los años de Antonio Conte el cambio de sistema era una constante, y Allegri continúa variando su pizarra. En ello juegan un papel vital sus tres centrales: Barzagli, Bonucci y Chiellini. Pocos equipos en Europa cuentan con una tripleta de centrales tan eficaz como la bianconera, y ya sea jugando con dos o tres centrales, siempre rinden. Por no hablar de Gianluigi Buffon tras ellos en la portería, que vive una segunda juventud. Si la Juventus juega con tres centrales, los laterales tienen más libertad para atacar y futbolistas como Alex Sandro o Cuadrado lo agradecen. El colombiano, cedido por el Chelsea, sólo juega como lateral en defensa de cinco, y a pesar de no hacerse con un hueco fijo en el once ya ha dado varias muestras de su calidad, hasta el punto de que la Juventus pretende hacerse con su fichaje definitivo.

Otra variante, desde la defensa de cuatro, se ve en el ataque: unas veces Allegri opta por un mediapunta (que puede ser Hernanes o Pereyra) y dos delanteros, y otras con un delantero y dos futbolistas abiertos a banda, generalmente Cuadrado por la derecha y Morata por la izquierda, lugar que ya conocía del Castilla cuando compartía delantera con Jesé y Joselu. El de mediapunta fue el debe en el pasado mercado de fichajes: tras sonar futbolistas como Götze, Draxler, Isco o incluso Sneijder, finalmente llegó Hernanes procedente del Inter. Con defensa de cinco, como el pasado miércoles ante el City, es Dybala quien suele moverse entre líneas, jugando unos metros por detrás del ariete.

Sobre el autor Ver todos los posts Web del autor

Gabriel Caballero