Mourinho se va, Florentino sigue



florentino_rie_mourinho

Florentino Pérez ha convocado esta tarde una rueda de prensa para anunciar oficialmente lo que era un secreto a voces: José Mourinho se irá del Real Madrid tras finalizar esta temporada. Según el presidente blanco, ha sido una decisión tomada de mutuo acuerdo, un aspecto en el que ha insistido cada vez un periodista ha usado la familia léxica de destitución.

A pesar de que Florentino apostó todo a Mourinho, cediéndole un grado de poder que jamás había tenido ningún entrenador en la Casa Blanca, dejándole hacer y deshacer a su antojo –hasta el punto de que el portugués se arrojó la potestad de expender los carnets de madridista y pseudomadridista–, el empresario madrileño no se va con el hombre al que vinculó su futuro. Al contrario: se queda y anuncia elecciones para dentro de 27 días, a las que ya ha confirmado que se presentará.

Lejos de aceptar el más mínimo grado de autocrítica, como era de esperar, Florentino califica la Era Mourinho como exitosa, agarrándose al clavo ardiendo de la Liga de los Cien Puntos y, sobre todo, a ese nuevo título creado ex profeso en Valdebebas hace sólo unas semanas: Tres Semifinales de Champions.



Con las elecciones a la vuelta de la esquina, es obvio que el presidente del Madrid está más centrado en su imagen política que en la del propio club. En la rueda de prensa Florentino tuvo tiempo para amagar con retomar el lloriqueo por la eliminación ante el Barça en las semis de Champions de 2011, o para dejarle un recadito a Diego Torres, de El País, pero esquivó todas las cuestiones difíciles, como cuando ante la pregunta de qué le había parecido que Mourinho y Cristiano se negaran a hacer acto de presencia en la entrega de premios de la final de Copa del viernes pasado, se fue por los Cerros de Úbeda y habló de la supuesta razón (sus expulsiones), pero nada dijo de si le había parecido bien o mal semejante desplante. En ese tono se movió toda la comparecencia.

A Mourinho le quedan dos partidos como técnico blanco. Quizá ya ni se tenga que sentar en el banquillo, dependiendo de si le sancionan por su expulsión en la final de Copa. Cuando se marche dejará atrás tres títulos, un vestuario estresado y desmotivado, y sobre el que sobrevuelan algunas sospechas, un presidente poco menos que ridiculizado, y una afición absurdamente dividida. Todo por tres títulos. ¡Y tres semis de Champions, que no se nos olvide!

En NdF | Florentino Pérez liga su futuro al de José Mourinho

En NdF | Florentino se arrodilla definitivamente ante Mourinho

Sobre el autor Ver todos los posts

Bruno Sanxurxo